5 motivos para viajar a Lerma en Navidad.

Viajar a Lerma es algo indescriptible. Pasar nochebuena o recibir el año nuevo en este pueblo, hará que te sientas como en esas películas norteamericanas tan comunes durante estas fechas decembrinas. La exuberante decoración del casco histórico con luces e imponentes adornos será capaz de captar tu atención poderosamente, transportándote una atmósfera de ensueño. 

Esta localidad ve a la navidad más allá de un asueto vacacional, donde miles de turistas llegan anhelantes de compartir momentos inolvidables con sus familias. Aprovechar el tiempo al máximo para vivir con intensidad durante esos días de descanso, cuando las preocupaciones cotidianas desaparecen temporalmente para dar paso a un pleno descanso combinado con recreación. 

Si quieres viajar a Lerma en navidad con tu pareja o familia se podría considerar como la mejor decisión que hayas tomado, debido a que encontrarás ese lugar en donde estas fechas tienen un gran significado para la población. Aquel en el que disfrutarás de fantásticos eventos socio-culturales, donde se busca resaltar la identidad local y fomentar un sano compartir entre los ciudadanos. 

Y es que la cosa no acaba aquí. Este rincón de la provincia de Burgos hará todo lo humanamente posible para garantizarte una estancia que jamás olvidarás durante el año, ofreciendo diversas opciones para que te relajes al máximo y liberes todas esas malas energías acumuladas.  

Será una auténtica experiencia magistral para que puedas comenzar un año nuevo con las pilas recargadas, dando lo mejor de ti en cada ámbito que te desenvuelvas. No quedan dudas de que viajar a Lerma es una alternativa fabulosa para vivir experiencias inigualables en este último mes del año, cuando te detienes a reflexionar sobre todo lo que ha pasado y cuál ha sido la enseñanza de tales episodios en tu vida. 

Anímate a conocer esos motivos para viajar a uno de los pueblos más bonitos de España. ¡Adelante! 

1.- Máxima relajación: 

Lerma es un pueblo pequeño con poco más de 2.500 habitantes. Su fisonomía urbana hace que puedas recorrer cada espacio en cuestión de minutos, brindándote máxima comodidad para trasladarte con tu familia a todos los sitios turísticos de interés. 

A través de tales características, te imaginarás cuán apacible es la vida en esta localidad. Aquí no convergen los primeros problemas de las grandes urbes, los cuales no hacen más que ponerte de mal humor e irritarte constantemente. Si decides venir, gozarás de un auténtico paraíso terrenal para relajarte como jamás lo habías hecho y alcanzar esa plenitud tanto anhelas. 

Tú única preocupación será escoger el menú para el almuerzo o pararte temprano para aprovechar el día durante tu estancia. Su seguridad es envidiable, así como también la tranquilidad que disfrutarás en todo momento con absoluto silencio. Este último detalle es menester destacar, debido a que el ayuntamiento hace especial hincapié en el cumplimiento de normativas comunitarias con la finalidad de evitar ruidos estridentes y escándalos de proporciones épicas.  

Te relajaras de forma fascinante como cuando eras un adolescente y pasabas de todo olímpicamente. Regresarás a casa con otro carácter totalmente distinto, mejorando psicológica y emocionalmente. 

2.- Precios accesibles: 

A diferencia de otros destinos, Lerma mantiene medianamente sus tarifas en una sola banda de precios durante todo el año. Los precios no suben exorbitantemente en temporada alta como suele suceder en todo el país, ocasionándole un grave perjuicio a ese ciudadano clase media que hace un cuantioso sacrificio por darle a su familia unas buenas vacaciones. 

Visitar este pueblo es relativamente económico. Una noche en un hotel tiene un costo promedio de 60-70 EUR; Mientras que dormir en un hostal puede requerir de 30-40 EUR según los servicios incluidos en la tarifa, destacando que en algunos casos es posible encontrar desayuno gratis como cortesía. 

Comer también resulta bastante accesible. Los platos no superan los 4-5 EUR por persona y casi todos los establecimientos, suelen ofrecer alternativas bastante poderosas gastronómicamente para grupos grandes a precios estupendos.

3.- Espléndidos parajes naturales: 

Viajar a Lerma e ignorar sus paisajes naturales autóctonos es como ir a un restaurante y solo pedir un vaso de agua. Es algo que sencillamente no tiene explicación lógica, debido a que su fastuosidad hace imposible omitirlos de la guía turística. Una tarde de montaña es suficiente para entender cuán hermosos son los países rurales de nuestro país, los cuales no tienen nada que envidiarle a Suiza o algún otro país. 

El río Arlanza será un lugar fantástico para darte esos clavados y bañarte con agua totalmente cristalina, purificando tu ser al estar en contacto con la naturaleza. Esa que te brinda un sinfín de maravillas, las cuales nos hacen entender por qué debemos vivir intensamente como si fuese el último día. 

4.- Enriquecimiento socio-cultural para toda la familia: 

Lerma posee un vasto patrimonio histórico-cultural que es capaz de asombrar a cualquier individuo. Solo necesitas recorrer sus principales calles para darte cuenta que allí se gestaron batallas épicas que cambiaron el rumbo de la historia de España, dando lugar a un país tal como lo conocemos ahora. 

Viajar a esta localidad burgalesa con tu pareja o familia, servirá para que puedan expandir sus horizontes intelectuales al nutrirse con datos súper interesantes sobre las raíces de la hispanidad. Todos los castillos y edificios presentes constan de más de 500 años de fabricación, donde podrás sumergirte en esa época colonial para saber por qué ejecutaban a las brujas o traidores del reino. 

5.- Servicios turísticos de altura: 

Todos piensan que viajar a un pueblo es “aburrido e insoportable”, debido a que “no hay nada para ver allí, ni tampoco alguien te asista durante el viaje”. Sin embargo, desconocen lo equivocados que están porque Lerma es la excepción. Podrá parecer una pequeña aldea pero cuenta con servicios turísticos de alto nivel. 

Su oferta hotelera cuenta con la capacidad suficiente para albergar un buen volumen de visitantes. Lo mismo aplica para restaurantes y bares, los cuales se esmeran por satisfacer a sus comensales. En caso de no conocer absolutamente nada e ir en plan mochilero, contarás con puntos de atención en el ayuntamiento para recibir toda la orientación que necesitas. 

¿Y tú qué esperas? Anímate a viajar a Lerma YA para pasar unas navidades inolvidables. 

Historia de Lerma: ¿Cuáles son los orígenes del pueblo más bonito de España?

No cabe duda de la majestuosidad e imponencia de Lerma. Este pueblo burgalés que se erige en sentido sur a 38 kilómetros de la capital homónima de esta provincia es una vasta reserva de anhelos e historia, a través de la cual es posible recrearse en los inicios de la España colonial o la franquista con todos sus acontecimientos. 

Y es que hablar de la historia en Lerma sería rememorar cada uno de esos hechos que cambiaron el rumbo de nuestro país. Momentos que propiciaron un cambio positivo o negativo para la sociedad, demostrándonos cuán influyentes son las acciones de esos grupos de poder en el desarrollo político y económico de una nación. 

Viajar a Lerma podría tener varios enfoques según tus requerimientos e intereses. Sí decides hacerlo para conocer su historia por temas de estudios académicos, encontrarás todo un universo por descubrir. Aquí podrás recabar todos esos datos de valor para enriquecer tu trabajo, los cuales estamos seguros que servirán para culturizar a un sinfín de individuos que son totalmente ignorantes en esta materia.  

En caso de que decidas venir para disfrutar de todo lo que este rincón ofrece al turista, igualmente tendrás la oportunidad de conocer esa historia de Lerma que resulta fascinante. Aún más en cada una de esas edificaciones centenarios con un valor histórico-cultural incalculable, donde se guardan celosamente memorias y anécdotas que dejan a cualquiera sin aliento. 

Relatos de nobles que tomaron posesión de estas tierras para convertirlas en enigmáticos lugares para disfrutar al máximo y enriquecer tu intelecto a limites inimaginables ¿Te gustaría conocer la historia de Lerma? ¡Sabemos que sí! 

Este contenido te sumergirá en lo más profundo de esos orígenes para trasladarte a otra dimensión. ¡Continúa leyendo!

Orígenes de Lerma. 

El surgimiento de esta localidad está ligado a su ubicación estratégica sobre las riveras del rio Arlanza. Los avances cristianos en el año 900, conllevaron a situar sus fronteras en este río, iniciándose un proceso de repoblación y construcción de una serie de edificaciones para la protección como fuertes y castillos, incluido el de Lerma. 

Este lugar destacaba por sus fantásticas condiciones geográficas, las cuales le hacían ser una opción estupenda para su emplazamiento. Pasaron los siglos rápidamente y Lerma se convirtió en el epicentro de luchas dinásticas, donde se enfrentaban los Castro y los Lara (nobles belicosos) con los reyes castellanos, Fernando III el Santo y el Alfonso XI. 

Tales hombres con sus poderosos ejércitos sitiaron en varias ocasiones a este pueblo, ocasionándole severos daños a su infraestructura y un elevado número de bajas entre ambos bandos. A medida que va abandonando su espíritu de lucha, comienza a convertirse en un refugio predilecto para la familia real por su fiel cualidad de servicio hacia ellos. 

Francisco de Sandoval y Rojas, primer duque de Lerma es quien contribuyó significativamente a su desarrollo. Su cercanía con Felipe III hizo que una gran cantidad de personalidades relevantes para la época, decidieran establecerse en este pueblo para celebrar banquetes y reuniones en honor a los reyes de España. 

Las concesiones que obtuvo este duque le hicieron un montón de riqueza y títulos. De esta forma, inició un proceso de construcción de villas, lugares de señorío y behetrías que engrosaron a un más sus arcas por la basta recaudación fiscal. Su caída fue muy estrepitosa pero no tuvo un impacto negativo en el crecimiento económico y demográfico de Lerma, donde permaneció por largo tiempo entre constantes viajes a Valladolid y tratar de escapar de la ira de sus enemigos. 

Los años no han pasado en vano para Lerma, debido a que este pueblo ha logrado adaptarse a la modernización con la intención de constituirse como un fantástico refugio turístico para explorar nuevos horizontes y desconectar de la insoportable vida en las grandes urbes.

Historia de Lerma durante la guerra civil española 1936-1939. 

Lerma no encabezó los titulares de la prensa durante los años de la guerra civil por ser un pueblo afable o como consecuencia de sus maravillas naturales. En los 3 años que duró este conflicto protagonizado por el bando republicano y las fuerzas franquistas, fue considerado como uno de los tantos lugares que presenció escenas dantescas que distaban mucho de su carácter actual.

El Palacio Ducal da fe de ello, debido a fue utilizado por el régimen franquista como campo de concentración durante el tiempo que duró la guerra y los primeros 3 meses del periodo de posguerra. Allí eran donde iban a parar los detenidos sublevados, quienes eran sometidos a crueles torturas y vejaciones aberrantes por parte de funcionarios leales a Franco. 

Unos morían por sed e inanición a la vez que otros eran llevados a un patio interno para ser fusilados en presencia de curas o monjas, las cuales se encargaban de arrebatarte a sus bebes recién nacidos o con escasos años de vida para darlos en adopción a familias ricas de aquel entonces. 

A los niños más grandes se les separaba de sus padres para ser llevados a un área especial para ellos en formato de preventorio. Allí eran obligados a recibir una “reeducación” acorde a los valores católicos del franquismo y sus identidades eran cambiadas para recibir un destino similar al de los más pequeños. 

Sus alrededores también fueron utilizados para ejecuciones extrajudiciales emanadas por el consejo de guerra. El monte de la Andaya fue el lugar utilizado para este propósito, donde le fue sesgada la vida al alcalde de Lerma y 5 concejales de Aranda de Duero por parte de fuerzas franquistas durante la conquista de esta zona en el verano de 1936.

Investigaciones. 

Este hecho se confirmó en 2006-2007, cuando se ordenó una investigación y descubrieron 4 fosas comunes en el mencionado lugar con cerca de 90 cadáveres. Dentro de una de ellas, yacían los restos físicos de las autoridades vilmente acribilladas. 

El 14 de abril de 2003 se comenzó un proceso de reforma para convertir al Palacio Ducal en un parador turístico, donde es posible rememorar cada uno de esos acontecimientos que no solo marcaron el rumbo de la historia de Lerma, sino también la de toda España. 

Patrimonio cultural e histórico para conocer en familia. 

Lerma cuenta con un sinfín de espacios que te dejarán enamorado de este rincón burgalés para siempre. Y no es para menos, debido a que en 2018 recibió el galardón como “El Pueblo Más Bonito de España” por parte de la asociación civil que lleva su mismo nombre. 

Su Plaza Mayor es de 6682 m2, lo cual hace que sea una de las más grandes el país, por encima de la Plaza Mayor de Salamanca. En 1960, dio inicio a la Feria Agrícola de Maquinaria en Lerma, considerada como una de las más grandes e importantes del norte peninsular. 5 años después en 1965, el casco histórico del municipio fue declarado conjunto histórico-artístico por la magnificencia de sus obras y el legado que está presente en ellas. 

No quedan duda de la fascinante historia de Lerma. Sus calles e imponentes edificios guardan tesoros valiosísimos que nos harán entender cuán grande ha sido la sociedad española en cada una de sus etapas. 

Sí te animas a conocerla mejor…. ¡Siempre tendrás a Hotel Docar para lo que necesites!

vinos-del-arlanza-en-lerma

Gastronomía en Lerma: 4 platos que no debes dejar de probar durante tú visita.

¿Pasar hambre durante tus vacaciones? ¡Olvídalo! La gastronomía en Lerma es una de sus principales fortalezas. Este pueblo burgalés garantiza una alimentación fantástica a todos sus visitantes, quienes se sentirán sumamente atraídos por todas las exquisiteces que aquí podrá degustar.  

Es posible que en tu viaje engordes un poco, debido a que resulta imposible resistente a todos esos platos de ensueño presentes en todos sus establecimientos hosteleros. Aquí no tendrás motivo de preocupación en términos de calidad al contar con huertas de producción en la zona, las cuales se encargan de facilitar productos frescos a cada local presente.

Además de las prodigiosas manos de sus habitantes, quienes son capaces de hacerte suspirar con creaciones magistrales que te llegarán a lo más profundo de tus sentidos, la gastronomía en Lerma podría considerarse como un motivo adicional para aventurarse a venir a este pequeño rincón de España, donde gozarás de una atención tan cálida y acogedora como si estuvieses en casa. 

El hecho de que estés fuera no da pie a comer mal o tener que estar angustiado por encontrar algo ajustado a tus preferencias culinarias. Lerma te ofrece una amplia oferta para que puedas saciarte con todo aquello que te gusta pero que casi no pruebas por falta de tiempo para preparar. 

También con ese toque casero tan anhelado por la mayoría, recetas que han pasado por varias generaciones para quedarse entre nosotros como un patrimonio histórico-cultural de nuestro país. Así que deja de pensártelo y anímate a viajar a Lerma para descubrir todo ese paraíso gastronómico que te espera. 

El siguiente contenido fue preparado para adentrarte por unos segundos al menú de un restaurante en Lerma, enseñándote lo más destacado de su gastronomía

¿Te gustaría conocer más? ¡Adelante! 

1.- Morcilla de Burgos: 

La mejor morcilla de toda España es la de Burgos. Todo amante de este embutido encontrará un refugio fantástico para darse un banquete con la mejor versión del producto. Se acabará dando cuenta que jamás encontrará algo similar en cualquier otro sitito por más que lo busque. 

La morcilla burgalesa se ha convertido en una auténtica tradición de siglos para las familias de pueblos en esta provincia, quienes aún dedican esfuerzos a la cría de uno o más cerdos a la matanza para la producción de este alimento tan delicioso. 

Desde tiempos antiguos, se ha utilizado la sangre, tripas y manteca de este animal como ingredientes principales para su preparación.

También se le añaden cebolla y especias como el pimentón en polvo y la pimienta. Tales especias buscan darle un sabor más intenso a esta delicatesen culinaria.  En el siglo XVII se añadió el arroz gracias a los carreteros, quienes trajeron este nutritivo grano desde tierra valencianas en sus constantes viajes para llevar madera de la sierra. 

Decir que es el aperitivo predilecto de todos los restaurantes y bares en Lerma sería redundante. Sí vienes con tus amigos o pareja para degustarla, terminarás llevándote un sabor de boca que se quedará como ese recuerdo de la magnífica gastronomía que disfrutaste en Lerma

Son tantas las presentaciones culinarias en las que está presente como para escribir una guía de recetas al respecto. ¡Y NO ESTAMOS EXAGERANDO!

2.- Lechazo: 

El Lechazo es una completa institución de la gastronomía en Lerma. Quienes llegan a este pueblo estarán fascinados de probar un plato que les dejará sin aliento en cada bocado y con unas ganas abismales de repetir. El lechal es la cría de la oveja que más se aprovecha para este propósito, constituyéndose la primavera como la mejor época del año para consumo. 

¿Por qué? ¡Muy sencillo! La oveja come los nuevos pastos presentes en los aposentos, brindándole un mejor sabor a la carne de sus crías. Esta proteína animal es poseedora de gran cantidad de vitaminas y minerales, los cuales son sumamente beneficiosos para la salud. 

La textura suave y jugosa de su carne es una de sus cualidades más preciadas por todos los comensales, especialmente por las personas mayores o con problemas dentales. Podrán degustarla con total confianza de no padecer daños colaterales. 

A pesar de que existen un sinfín de formas de preparar este cordero, casi todos insisten en la más popular: En horno a leña con una cazuela de barro. Se suele trocear en cuadros para ser puesto a cocinar a fuego lento. 

Suele acompañarse con un pan de hogaza o la ensalada de tu preferencia, posicionándose como la alternativa preferida por locales y visitantes para un almuerzo portentoso o ser una de esas cenas que te hacen caer rendido a los pies de la cama. 

3.- Vinos de Arlanza: 

La denominación de este tipo de vino obedece al nombre de la comarca en donde son producidos. Allí está ubicado el “Arco de la cárcel”, donde funciona la sede del consejo regulador de vinos de Arlanza. Pero más allá de la marca o el prestigio que pueda tener, está el valor simbólico que tiene para sus habitantes al considerarse como una bebida alcohólica de alto valor culinario y con calidad de exportación. 

Es el complemento perfecto de los platos anteriormente mencionados, así como también de esas tardes-noches de afables reuniones con los seres más cercanos. Podrás envolverlo en papel de regalo y dárselo a quien más quieras para que tenga un pequeño trozo de Lerma en su mesa. 

4.- Olla podrida: 

Este es un plato con siglos de antigüedad que data de la edad media, cuando se denominaba como “Olla de los Poderosos”. Esta calificación se sustentaba en la creencia popular de posibles capacidades especiales obtenidos con solo comer una ración de guiso. 

La Olla Podrida se distingue del típico cocido español, debido a la utilización de legumbres rojas de Ibeas de Juarros en lugar de garbanzos. Estas legumbre del Arlanza tiene denominación de origen certificada, demostrando así la calidad del producto. Asimismo, están presentes otros ingredientes locales como las legumbres, verduras, morcilla burgalesa, chorizo, panceta y demás derivados del cerdo (también llamados sacramentos.)

Un festín de sabor que se recomienda consumir en invierno por su alto contenido calórico. 

¿Te ha gustado? Sí has quedado con ganas de más… ¡Visita nuestro hostal en estas navidades para probar la mejor gastronomía en Lerma! 

Viajar-a-Lerma-Como-llegar-a-este-fascinante-pueblo

Viajar a Lerma: ¿Cómo llegar a este fascinante pueblo?

Lerma es un pueblo que está ubicado en la provincia de Burgos dentro de la comunidad autónoma de Castilla y León. Viajar a este lugar no es nada del otro mundo; Sin embargo, quienes deseen hacerlo deberán emprender una fantástica aventura por los diferentes medios de comunicación interterritorial para llegar hasta aquí.

Tú seguridad estará garantizada al máximo, debido a que las autoridades españolas están muy pendientes del bienestar de todos aquellos turistas nacionales e internacionales. Si desconoces cómo llegar hasta Lerma pero sientes un gran deseo por visitar al hogar de las legumbres de Arlanza, encontrarás guías y funcionarios públicos que muy amablemente estarán prestos a orientarte para que puedas viajar con total tranquilidad. 

Y es que no hay excusas para dejar de viajar a Lerma. Cuentas con diversas  alternativas según tus requerimientos e intereses, garantizandote un trayecto  fascinante e innovador para que jamás lo olvides. Sí planeas venir a visitarnos, serás muy bien recibido en cualquier rincón de la geografía física de este pueblo y te sentirás fantásticamente al punto de no querer irte de aquí.  

Este tipo de artículos va enfocado a brindarte la mayor información posible para que tomes una decisión inteligente. Sea porque decidas viajar a Lerma en coche por tu propia cuenta o estás en Baleares y quieres acercarte por este lado de España, encontrarás todo lo que necesitas saber para vacacionar 

¿Estás listo para emprender esta travesía? ¡Adelante! Hay un fantástico lugar que está esperando por ti. 

Coche propio: 

Sí decides prender el coche para viajar a Lerma deberás tener en consideración al lugar desde donde vas a partir, debido a que en función de ello es que se fija la ruta por carretera para saber cómo llegar. En el caso de que estés en Madrid, contarás con 2 opciones: 

1.- Puedes tomar la A-1 desde la vía de circulación M-30 por la calle Toledo. Una vez allí, seguirás por A-1 y E-5 hacía travesía Madrid-Irún en Castilla y León. Posteriormente, tomarás la salida 200 de E-5/A-1 hasta llegar hacía la calle El Carmen en Lerma. 

El trayecto por esta ruta puede demorar en promedio 2 horas 15 minutos, los cual pudiese variar según el clima, tráfico, construcciones colindantes u otros factores que puedan demorar o agilizar el mismo.

Viajar-a-Lerma-Como-llegar-a-este-fascinante-pueblo2

2.- La siguiente ruta comienza por la calle Segovia, P° de la Virgen del Puerto, Paseo de la Florida, Av. De Valladolid y carretera El Prado/500 hacia M-30. Después, seguirás por la A-6, AP-6 y AP-61 hacia autopista de Segovia/N-110/SG-20 en Castilla y León. Seguidamente, tomarás la salida 88AB de AP-61. Llegando a este punto, accederás a la E-5/A-1 y continuarás por esa misma vía hasta llegar a la travesía Madrid-Irún por la salida 200. Finalmente, entrarás por la mencionada travesía hacia la calle El Carmen en Lerma. 

Sí decides viajar por estas vías podrás llegar a tu destino final en 2 horas 45 minutos. 

Los que vienen de otras zonas más alejadas como Vigo, tendrán que tomar la A-52 para recorrer 546.6 Km de viaje en 5 horas con 15 minutos. Aquellos procedentes de ciudades del sur de España como Sevilla, se desplazarán por la A-62 y la A-66 durante unas 6 horas con 20 minutos. 

En ambos escenarios, siempre es necesario someter el vehículo a una revisión para constatar su estado antes de viajar a Lerma y cumplir con todas las medidas de seguridad en la vía para evitar accidentes que lamentar. 

Autobuses interurbanos: 

La terminal de autobuses de Lerma está ubicada a 10 minutos del centro de esta pequeña localidad y aloja varias líneas de transporte de pasajeros. Tales empresas cubren rutas hacia diversas ciudades de la geografía nacional, ofreciéndole un excelente servicio para viajar lo más cómodo posible por carretera. 

Viajar-a-Lerma-Como-llegar-a-este-fascinante-pueblo3

Desde Madrid, salen alrededor de 10 autobuses desde diferentes puntos (Estación Sur, Avenida de América Metro, Aeropuerto MAD T4, Plaza Elíptica, Moncloa, Aeropuerto MAD T1-2-3, Príncipe Pío, Plaza Puerta del Sol y Aeropuerto MAD T1). Estos comienzan a trabajar desde las 5:00 de la mañana hasta las 10:20 de la noche, garantizandote plena movilidad para viajar a Lerma en el horario que prefieras. 

Tal trayecto tiene un tiempo estimado de duración de 2 horas con 15 minutos, el cual puede variar según las condiciones atmosféricas o cualquier otro factor ajeno a la voluntad humana. Asimismo, un billete de autobús para este pueblo podría tener un coste promedio entre 11-26 EUR según el día o época del año. 

Tren AVE: 

Sí deseas viajar a Lerma en tren AVE debes tener cuenta que no hay estación disponible allí. Tendrás que llegar a través de la estación Burgos- Rosa de Lima y desde este punto, coger un autobús o taxi para llegar al destino final. En caso de que desees hacerlo, realizarás una reserva online con antelación para que no te quedes sin disponibilidad en la fecha seleccionada.

Un asiento en este sistema de transporte tiene un precio de hasta 85 EUR en temporada alta, reduciéndose significativamente en otras épocas del año. No tendrás que cargar efectivo encima para pagar por este servicio, debido a que su plataforma virtual de reservaciones hace posible que puedas pagar con tu tarjeta de débito o crédito.

Viajar-a-Lerma-Como-llegar-a-este-fascinante-pueblo4

Igualmente, cabe destacar que el coste del viaje podría variar en función de la ciudad en donde te encuentres y la tarifa seleccionada. 

Avión: 

Lerma no cuenta con aeropuerto propio por sus dimensiones geográficas. El espacio de este tipo más cercano se encuentra en Burgos a unos 46.6 Kms de distancia y 30 minutos en coche; Le sigue el aeropuerto de Valladolid 121.7 Kms y 1 hora con 15 minutos de recorrido terrestre. 

Sí quieres viajar a Lerma en avión es necesario que llegues a alguna de estas 2 terminales aéreas, informándote con la aerolínea sí tales ciudades figuran dentro de su lista de destino. Una vez que hayas llegado a Burgos o Valladolid, contarás con varias alternativas para acercarte a este rincón burgalés en función de tus requerimientos e intereses.  

Viajar-a-Lerma-Como-llegar-a-este-fascinante-pueblo5

Este es el medio de transporte más costoso de esta lista, debido a que entre el billete de avión y demás menesteres relacionados podrás gastar en promedio 100-110 EUR por persona. 

viajar-a-lerma

Viajar a Lerma: ¿Cuál es el precio de unas vacaciones en este idílico destino?

Disfrutar unas vacaciones de ensueño en familia o pareja es más económico de lo que puedas imaginar. Lerma se ofrece como ese destino mágico para aquellos que desean viajar a una nueva dimensión del descanso, donde no tendrán preocupación alguna y gozarán de diversas alternativas que se ajustan a sus requerimientos económicos. 

No será necesario dejar la cuenta en números rojos, debido a que este pueblo burgalés dispone de espacios para todo tipo de público. Este rincón de España tiene ese poder de sumergir a cualquier visitante en una experiencia magistral, adentrándole a lo más profundo de las raíces de la hispanidad y enriqueciendo su mente con bastos recuerdos que le acompañaran para toda la vida. 

Y es que Lerma es más que una localidad para viajar en vacaciones de verano con la familia o durante tu luna de miel. Se trata de una de las mejores opciones que ofrece la comunidad autónoma de Burgos para conocer al máximo, constituyéndose como ese lugar que jamás olvidarás y siempre tendrás en tu corazón con la intención de volver. 

Pero ¿Cuánto cuesta viajar a Lerma? Esta es la pregunta que estará rondando tu cabeza en este momento. ¡No te preocupes! Nosotros nos encargaremos de disipar todas las dudas que tengas, para que puedas informarte adecuadamente sobre esos aspectos de interés relacionados con esa idea de viajar a Lerma

De esta manera, solo tendrás que preparar tu maleta y lanzarte a la aventura. ¿No es maravilloso? ¡Realmente lo es! Este contenido va dirigido a ti como soñador, quien anhela constantemente con viajar a Lerma pero está desorientado. ¿Quiénes cumplir ese deseo? ¡Adelante con el siguiente artículo!

Hospedaje para todos los bolsillos e intereses.  

¿Dónde vamos a dormir? Esta es la principal duda que nos surge al estar fuera de casa. Además de constituirse como ese motivo de peso para dejar de visitar algún destino turístico en ciertas épocas del año, así como también dedicar horas en la búsqueda de algún espacio con la suficiente antelación para no pasar penurias, ni pegarte carreras de último momento. 

Lerma cuenta con una infraestructura hostelera idónea para cualquier época del año. Aquí encontrarás desde hoteles 3-4 estrellas con exclusivas e imponentes habitaciones hasta hostales sencillos para aquellos viajeros de mochila, quienes no disponen de grandes recursos económicos y desean disfrutar con una mayor sencillez a la habitual. 

En todos estos establecimientos es posible gozar de servicios fantásticos como estacionamiento gratis, WiFi ilimitado, lavandería y restaurante. De esta forma, podrás estar tranquilo porque no tendrás que prestar atención a detalles básicos como lavar la ropa o dejar de atender tus pendientes durante tu estancia vacacional en Lerma. 

Si quieres consultar nuestros últimos precios pincha aquí.

Alimentación magistral al mejor precio. 

Sí por algo destaca Lerma es debido a la excelencia en su alimentación. Todos los platos locales son realizados con productos locales de huerta, brindándote opciones saludables para alcanzar esa plenitud cuerpo-mente que tanto buscas durante tus periodos de descanso. Disfrutar la tradicional morcilla burgalesa y un pincho de tortilla será posible en la extensa oferta de bares y restaurantes, donde sentirás la verdadera esencia española en cada uno de sus sabores. 

Y lo mejor de todo es que los precios son fantásticos en términos generales. Una familia de 4 personas podrá saciar su hambre a la hora de la comida por 30 EUR y gastarán un promedio de 25-40 EUR para el desayuno; Algo bastante atractivos para las clases medias trabajadoras, las cuales hacen un sacrificio cada año para cambiar de aires con sus seres queridos y viajar a pueblos como este e introducirse en una nueva atmósfera de relajación. Sí decides viajar a Lerma durante el mes de noviembre, deleitarás a tus sentidos con la Fiesta de Legumbres de Arlanza. Allí te encontrarás con actividades gastronómicas de animación socio-cultural y comida gratis en cada puesto de degustación dispuesto para tal evento. ¿Maravilloso? ¡Realmente lo es!

Visitas a sitios emblemáticos sin coste alguno. 

La riqueza histórico-cultural de Lerma es uno de los principales motivos para viajar a este pequeño rincón de Castilla y León. El Palacio Ducal o La Colegiata de San Pedro son lugares emblemáticos que puedes visitar de forma gratuita, empapándote con esos datos interesantes de la época colonial de nuestro país. 

Estarás brindándole a tus acompañantes una oportunidad única para enriquecerse académicamente e intelectualmente. Sea porque te quedes unos días o tienes planeado viajar a Lerma para pasar tus 2 semanas de vacaciones, encontrarás estupendos lugares para recorrer e impedir quedarte encerrado alguno de los días que duré tu presencia por falta de fondos. 

Recorridos de ensueño. 

Operadores turísticos ofrecen recorridos guiados por toda la zona por menos de lo que imaginas. Tendrás la posibilidad de visitar cada sitio de interés acompañado por amplios conocedores del lugar, los cuales buscarán animarte en esa travesía a la vez que van informándote sobre esos detalles que necesitas saber para hacer constar tu visita. 

Tales servicios no pasan de 10 EUR por exceso, constituyéndose algo fabuloso porque gozarás de una nueva experiencia a un coste súper económico. El ayuntamiento también ofrece rutas turísticas a cada atractivo de esta localidad, así como también refugios naturales cercanos o reservas arquitectónicas de alto valor histórico por todo lo que allí conservan. 

Sí deseas aventurarte de la mano de las autoridades locales, deberás dirigirte a las oficinas del ayuntamiento para obtener mayor información sobre costos y horarios. Pero tampoco es preocuparse, debido a que lo solicitado es una colaboración simbólica para dar continuidad a este servicio tan demandado por los visitantes. Desde Hotel en Lerma esperamos que viajar a Lerma sea la mejor decisión que hayas tomado en muchísimo tiempo, ganándote alabanzas de tu pareja o familia por haberles llevado a un lugar tan mágico e idílico.

Fiesta-de-legumbres-de-Arlanza

Fiesta de legumbres de Arlanza: Una festividad autóctona con sabor a Lerma.

Visitar Lerma es adentrarse en un paraíso terrenal tan mágico e idílico que te hará suspirar. Cada rincón de esta tierra está plagado de ese encanto tan propio de las pequeñas localidades de nuestro país, donde no hay grandes edificaciones pero sí un calor humano fantástico con poder suficiente para seducir e influenciar a sus visitantes para que le conviertan en su destino de cabecera.

Quienes se aventuran a visitar este pueblo en estas fechas serán testigo de una las fiestas gastronómicas más grandes de España, la cual se denomina “Fiesta de Legumbres de Arlanza”. Se trata de un encuentro culinario apoteósico, donde se congregan todos los productores locales para mostrar sus productos frescos al público e incentivar a que se consuman en los hogares como parte de su dieta cotidiana.

Asimismo, también se busca un acercamiento de la población hacia estos productos agro-alimentarios. Más que todo porque podrían considerarse como una fuente de ingresos, la cual generaría empleo entre los lugares y brindarles mejores condiciones de vida durante esas épocas en que no hay tanta afluencia de turistas.

En esta festividad entran en juego otros actores económicos como los propietarios de restaurantes y hostales, quienes ponen su granito de arena para preparar exquisitas creaciones que dejarán a los comensales sin aliento. De esta forma, constituirán una actividad de alto impacto social porque permitirá conectar a los asistentes con las raíces culturales españoles, dándoles a entender cuán importante es conversar esas costumbres autóctonas con el paso del tiempo y ofrecerlas como parte de nuestro patrimonio histórico-cultural.

El 1 de noviembre es la fecha seleccionada para tal encuentro gastronómico. Toda la comarca se llenará de júbilo con la finalidad de presentar sus cualidades ante el mundo, dejándole bien claro hasta donde son capaces de llegar con tal de resaltar su trabajo y las cualidades que le hacen tan especial.

Tal ambiente comenzará a sentirse desde muy tempranas horas de la mañana, cuando los habitantes del casco histórico se encuentren decorando los establecimientos participantes y realizando el mismo trabajo con ciertas áreas en las que se desarrollará tal evento.

Aquí nadie se queda fuera, debido a que los niños participarán en una actividad anexa: “Apadrina a un pollito. Allí podrán interactuar con todos los pollitos pintados que estarán presentes a lo largo de Lerma en los cantos rodados de las calles, buscándolos por en un recorrido por el pueblo hasta llegar a la oficina de turismo y recibir su premio por la hazaña.

Pasarán por los comercios de la zona y les pondrán un sello en sus cartillas para que puedan vender algo de paso. Tal hecho fomentará que los padres ingresen a estos locales para conocer cuál es su oferta y colaborar con alguna compra para apoyar a esos emprendedores en difícil situación,

Será un día fabuloso para compartir con toda la familia en medio de la pandemia por COVID-19, constituyéndose como una alternativa de recreación estupenda para disfrutar al máximo.

Atracción turística para chuparse los dedos.

Los visitantes que coincidan con este encuentro culinario tendrán la posibilidad de hacer delirar a su paladar con las deliciosas alubias arrocinas, las cuales serán el protagonista principal. 6 peñas hospedarán en sus fogones a este exquisito alimento durante varias horas bajo la supervisión de un chef, quien se encargará de coordinar la logística para repartir este cocinado entre los establecimientos participantes.

Estos a su vez gozarán del privilegio de ofrecerla al público como tapa en una degustación gratuita, brindándoles esa satisfacción de ser jueces con el poder de dictaminar sí es verdad eso de que en Lerma es posible saciarse a límites inimaginables con lo mejor de la cocina española.

El festival de legumbres de Arlanza es más que una simple celebración gastronómico-cultural; Se trata de esa atracción turística con alto valor recreacional para los foráneos, debido a que no solo les permite conocer más de cerca la esencia de esos pobladores que les reciben con los brazos abiertos durante todo el año. También les permite redescubrirse como seres humanos desde un placer tan idílico como probar platos únicos, los cuales les harán entender que no es necesario visitar destinos de lujo para vivir unas vacaciones de ensueño en compañía de sus seres.

Hospedarte en un hostal en Lerma: La experiencia que nunca olvidarás.

Hospedarte en un hostal en Lerma: La experiencia que nunca olvidarás.

Sí hay algo que nos genera excitación en las vacaciones es el hecho de hacer cosas diferentes a las habituales. Salir de esa agobiante rutina que acaba con nuestra felicidad de forma fulminante; Una de estas cosas podría ser hospedarte en un hostal en Lerma, donde recibirás fantástica atención por parte de todo el equipo que mantiene vivo a este tipo de establecimientos. 

Se convertirán en una auténtica familia durante esos días que te hospedes allí, brindándote todo su cariño para que tu estancia en su hostal en Lerma sea algo que jamás olvides. Pase a ser como esas anécdotas de viaje que siempre tenemos presente en nuestra vida, marcando un precedente positivo en nuestras perspectivas hacia el mundo que nos rodea. 

Uh hostal puede brindar servicios con la misma calidad en comparación a hoteles caros, basándose en las necesidades específicas de sus huéspedes pero con un tono más desenfadado. 

Allí encontrarás todo lo que requieras para una visita en Lerma excepcional, ofreciéndote la máxima comodidad con espacios espectaculares en los que estarás agradecido por tu buen acierto de haber escogido un hostal para disfrutar de fantásticos lugares, donde sentirás que el tiempo se detuvo con la intención de otorgarte sensaciones únicas en cada rincón de un pueblo tan maravilloso como mágico e inigualable. 

Hostal en Lerma, un sitio para el reencuentro.

Conocer nuevas culturas e interactuar con otras personas es la finalidad de cualquier viaje, sea a Lerma o cualquier otro lugar del mundo. Buscamos vivir experiencias distintas, las cuales nos eduquen e informen sobre la importancia de la diversidad en el mundo y cuan fácil es convivir, indiferentemente de las costumbres e idiosincrasias de cada uno. 

Todo esto es posible en un hostal, donde comprenderás que los seres humanos estamos diseñados para compartir e imponer un estilo de concordia entre nosotros. Entenderás que no es tan difícil ceder para lograr un ambiente de armonía, el cual contribuirá positivamente en tu salud física y emocional. 

Un pueblo como Lerma no solo merece ser descubierto en su exterior, deleitándonos con la fascinante infraestructura barroco-medieval de hace más de 500 años. La esencia innata de sus habitantes, quienes son un retrato vivo de la identidad burgalesa desde las raíces más profundas, son una gran fuente de conocimiento.

Ellos serán tus mejores guías turísticos, debido a que dentro de sí están guardados los mejores relatos e historias que han marcado una huella en el acontecer local. Un hostal en Lerma es aquel refugio para todos aquellos que no se conforman con el turismo convencional; Se trata de ese espacio fabuloso en el cual, se reúnen un afluente número de individuos con el mismo gusto e interés por convertir a sus viajes en lecciones académicas para su enriquecimiento intelectual. 

¿Qué servicios ofrece un hostal en Lerma?

Un hostal en Lerma u otras zonas de España ofrecen servicios muy similares a los de un hotel convencional. La única diferencia de estos lugares es el nivel de cercanía que otorga a los huéspedes, quienes jamás tendrán un trato frío y distante con los regentes u otros miembros del personal. 

Se sentirán súper a gusto como si estuvieran en casa. Aunado a lo mencionado en párrafos anteriores, un hostal en Lerma también cuenta con las siguientes alternativas para los clientes: 

  • Habitaciones privadas. 
  • Conexión a WiFi de alta velocidad gratis para que puedas continuar conectado con el mundo exterior. 
  • Uso irrestricto de las áreas comunes. 
  • Comedor comunitario con menú a la carta o previamente establecido para cada comida del día. Su sazón casera te remontará a los tiempos en los que ibas a de visita a casa de la abuela durante cada domingo. 
  • Aceptación de diversos métodos de pago como tarjetas de crédito o débito, transferencias bancarias o efectivo. 

Más económico pero igual de seguro e higiénico.

Los hostales son una alternativa estupenda para jóvenes o mochileros, quienes viajan con poco presupuesto y tampoco están en la búsqueda de un establecimiento de extremo lujo para hospedarse con “clase y elegancia”. Lo único que les importa es seguir reuniendo experiencias de viaje para su anuario de vida, el cual acabarán desvelando en una reunión familiar con sus hijos o nietos. 

Aquí encontrarás un refugio para descansar y relajarte al máximo, donde no existen preocupaciones de ningún tipo. En Lerma, tendrás a tu disposición una amplia variedad de hostales en dónde hospedarte; Son súper cómodos e igualmente seguros y salubres como un hotel tradicional, pero con la ventaja de garantizar una estancia mucho más económica.

Quieren conseguir un hogar en el que podrán forjar nuevas amistades, así como también sentir que el calor humano dentro de estas comunidades rurales es más que un simple mito de las historias televisivas. 

5-lugares-que-no-debes-dejar-de-ver-en-Lerma

5 lugares que no debes dejar de ver en Lerma.

Visitar a Lerma es sumergirse en un fantástico viaje en el tiempo a más de 500 años de antigüedad, cuando la sociedad española se regía bajo la estructura feudal y no había los mismos derechos ni libertades de la actualidad. Y es que esta localidad, ofrece una amplia variedad de lugares para ver durante tu visita de vacaciones o escapadas de fin de semana.

No podíamos pedir menos de uno de los escenarios más ricos culturalmente de España, debido a que aquí reposan fascinantes infraestructuras de la época medieval en donde vivieron los primeros miembros del ducado de Lerma en el siglo XVII. Cada uno de esos lugares está cargado con nuestra esencia hispánica, los cuáles no debes dejar de ver en tu viaje a Lerma.

Alguno de ellos, siguen conservando ciertos elementos que dan fe viva de la vida en aquellas épocas. Mientras que otros tantos han sido restaurados para convertirlos en paradores turísticos, donde vivirás momentos inolvidables que permanecerán grabados en tu memoria para siempre.

Hay quienes se limitan a visitar Lerma porque no consideran que “no hay nada para ver”. Sin embargo, son totalmente ignorantes de ello porque este municipio ha sido catalogado como uno de los “Pueblos más bonitos de España” en 2018 por la asociación que lleva este mismo nombre, la cual busca promocionar y preservar al patrimonio cultural y natural de aquellas áreas geográficas con menor nivel poblacional e industrial.

No quedan duda de que Lerma tiene lo suficiente como para armar un itinerario perfecto, donde puedas explorar nuevos horizontes culturales e intelectuales a la vez que descansas por unos días de tantos agobios cotidianos. ¿Quieres conocer esos estupendos lugares para ver en Lerma? ¡Sigue leyendo!

1.-  Palacio Ducal de Lerma:

Comenzó a ser construido en 1601 por órdenes de Francisco Sandoval y Rojas, quien fue el I Duque de Lerma. El arquitecto Francisco de Mora fue el encargo de dar vida a la idea de este noble, basándose en técnicas muy avanzadas para la época como albañilería, yeso y solería.

El Palacio Ducal de Lerma es una visita obligada a los que vienen a Lerma, debido a que en sus pasillos e instalaciones se concentran vástagos muy valiosos de la historia colonial y contemporánea española. Principalmente, porque en este lugar se albergó a miles de prisiones de guerra del bando republicano durante los años posteriores al conflicto bélico que vivió nuestro país entre 1936-1939.

Más que uno de los tantos lugares para ver en Lerma; Se trata de ese punto de referencia que todos tenemos sobre este pueblo burgalés, el cual experimentó un proceso de mejoras estructurales en 2003, con la finalidad de añadir agregados para el disfrute del turista como el restaurante mayorazgo en el que podrás saciar tus ganas de probar la gastronomía local, mientras que recorres cada rincón sin reserva alguna.

2.- Monumento al Cura Merino:

Otro de los lugares para ver en Lerma es el Monumento al Cura Merino. Esta reliquia cultural es un mausoleo que está ubicado en el centro de la Plaza de Santa Clara, donde reposan los restos del sacerdote Don Jerónimo Merino, más conocido como “Cura Merino”. Tal religioso se le considera como un héroe de la guerra de la independencia española contra Napoleón, a quien le hizo frente con 200 tropas.

Se encargó de crear grupos subversivos para contrarrestar el avance del ejército francés en suelo español, lo cual le costó ser humillado y vejado de su función religiosa ante sus feligreses. Sin embargo, obtuvo un notorio reconocimiento por parte de las autoridades al ser nombrado Gobernador Militar de Burgos y Comandante General de esta misma provincia.

El Cura Merino murió exiliado en Alezón, Francia en 1844 y no fue hasta el 2 de mayo de 1968, cuando sus restos fueron repatriados a Lerma para rendirle póstumo homenaje por su valiente lucha.

Aquí podrás recrearte con esta interesante historia, así como también sentarte en los bancos que están alrededor para deleitarte con el aroma a jardín natural y zonas verdes.

3.- Plaza de Santa Clara:

¿Vienes con tu novia y quieres pedirle que se case contigo? ¡Este es el lugar ideal para ello! La Plaza de Santa Clara está ubicada en el casco histórico de Lerma, constituyéndose como el “corazón de esta localidad”. El paso por aquí es obligatorio, debido a que es donde se concentran alguna de las atracciones turísticas más importantes como el Monumento al Cura Merino y el Mirador de los Arcos.

En este último, gozarás de majestuosas vistas a la vega del río Arlanza. En medio de este idílico escenario, podrás declararle tu amor a esa persona que amas y solicitarle que unan sus vidas para siempre; Algo realmente de ensueño para muchas personas, quienes sueñan con una pedida de mano como en los cuentos de hadas.

4.- Convento de San Blas:

Se sitúa en la Plaza San Blanca a pocos metros de la Plaza Ducal. Este convento fue construido durante el siglo XVII, con la finalidad de albergar a la comunidad de monjas Dominicas, cuya vida religiosa sigue vigente hasta nuestros días. Estas hermanas cristianas se dedican a la fabricación de piezas en cerámica para la venta al público, las cuales podrás llevarte a casa por un precio accesible.

Sí alguna vez soñaste con unirte a las fuerzas cristianas del Vaticano, una visita al convento de San Blas será esa guía para conocer todos los detalles que envuelven a la vida del celibato desde hace muchísimo tiempo, antes de que tus abuelos nacieran.

5.- Colegiata de San Pedro en Lerma:

El último de los lugares que no debes dejar de ver en Lerma es la Colegiata de San Pedro. Su construcción finalizó en 1617 con una fastuosa fiesta entre miembros de la corte y nobleza en aquella época, la cual tuvo una duración de 21 días. Aunque su exterior es sumamente sencillo, esto no le resta importancia porque fue una abadía dependiente de Roma en siglos pasados.

Esta iglesia permanece abierta durante todo el año para el público en general. Una vez que ingreses allí, quedarás embelesado con su ambiente sepulcral e impactantes elementos artísticos mitológicos como el órgano de Diego Quijano o la escultura a Don Cristóbal de Rojas.

Lerma Un paraíso terrenal para descubrir.

Lerma: Un paraíso terrenal para descubrir.

Hay rincones de la geografía española que merecen ser visitados por su belleza y majestuosidad, donde aún existen vástagos presentes de la cultura hispánica de siglos pasados para transportarse a esas épocas e imponer un estilo único a las vacaciones. Lerma es uno de esos pueblos presentes en cada comunidad autonómica con el encanto suficiente para seducir a cualquier visitante, haciéndole saber en cada calle o paraje cuán beneficiosa ha sido tu inversión en tiempo y dinero. 

Viajar a Lerma es una experiencia que jamás olvidarás en tu vida. Esta localidad burgalesa será capaz de envolverte dentro de una atmósfera medieval con sus hermosísimas estructuras antiguas, las cuales tienden a conservar dentro de sí un sinfín de historias intrigantes para enriquecer tu léxico académico. Cada una de sus calles se convertirá en un refugio de relajación absoluta con balcones ajardinados y detalles rústicos, los cuales dan esa sensación de serenidad tan necesaria para disfrutar de las vacaciones. 

Sí vienes a Lerma con tu pareja en un viaje de novios o luna de miel, podrás encontrar aquí ese refugio idílico que te permitirá reencontrarse y vivir tu amor al máximo como si se tratase de un cuento de hadas, debido a que todos los espacios de este espectacular pueblo se confabulan para tal propósito. Además de ofrecerte una amplia oferta turística, brindándote la oportunidad de compartir momentos únicos a la vez que desestresantes. 

Sus habitantes no se cansarán de consentirte con mimos y atenciones, ofreciéndote ese calor humano que es tan característico es de esos pequeños pueblos españoles. ¿Quieres más motivos para visitar Lerma? Este contenido será una guía completa con detalles de interés para que ese viaje a uno de los pueblos más bonitos de España, sea algo maravilloso. 

¿Te interesa? ¡Adelante!

¿Dónde se ubica Lerma?

Lerma es un municipio que pertenece a la provincia de Burgos, dentro de la comunidad autónoma de Castilla y León. Su población se ubica en 2.596 habitantes según el censo realizado por el INE en 2017, la cual se distribuye en 166 km2 con una densidad de población de 15.6 habitantes por km2. De esta forma, se constituye como una localidad pequeña en la que podrás disfrutar sin mayores preocupaciones. 

A pesar de sus pequeñas dimensiones, Lerma cuenta con una estupenda infraestructura turística para recibir a decenas de miles de visitantes y garantizarles un aposento adecuado a sus necesidades. 

Este pueblo está ubicado a 200 kilómetros al noroeste de Madrid y a 40 kilómetros al sur de la capital de Burgos. Asimismo, posee una superficie territorial de 166 km2. 

¿Qué podemos ver o hacer allí? 

Esta localidad burgalesa destaca por sus fastuosos e imponentes edificios históricos con sus pintorescos espacios urbanísticos, donde tendrás la posibilidad de conocer más sobre las raíces de la hispanidad y todos aquellos sucesos que condujeron a la construcción del país que tenemos hoy en día. Decir que te aburrirás en este lugar sería una falta de respeto hacia su amplio patrimonio socio-cultural, el cual deja sin aliento a quien se anime a conocerle. 

Sí estás de visita en Lerma por primera vez, despreocúpate. Aquí encontrarás diversas alternativas para tu entretenimiento como el casco histórico de la ciudad, donde se ubica al Palacio Ducal de Lerma que al ostentar el título de villa, es beneficiario del estatus de Bien de Interés Cultural, una figura jurídica para la protección del patrimonio histórico español. 

Allí podrás disfrutar del mágico encanto de este parador turístico, el cual se convirtió en un campo para albergar a miles de detenidos del bando republicano durante los años posteriores a la guerra civil. Y es que venir a Lerma no es simplemente quedarse tirado dentro de la habitación del hostal o confinarse en la piscina del hotel. 

Se trata de adentrarse en lo más profundo de nuestra identidad como españoles, deleitándonos con todos esos símbolos que han sido celosamente resguardados durante décadas. En caso de querer ir de compras para adquirir un souvenir local, encontrarás diversas tiendas para llevarte a casa piezas autóctonas en forja o talla de hierro. 

También puedes dirigirte al Monasterio de San Blas, donde las hermanas dominicas realizan espectaculares trabajos en cerámica como vajillas y demás para ofrecer al público a precios accesibles. 

Oferta hotelera-gastronómica para cualquier presupuesto.  

Pasar hambre en Lerma o penalidades por no realizar reservas a tiempo es algo que no se copia. ¿Por qué? ¡Muy sencillo! Su variada oferta de alojamientos y restaurantes se constituye como un festín para el turista nacional e internacional, quien contará con diversas opciones durante su estancia. Y lo mejor de todo es que podrá seleccionar en función de sus necesidades e intereses, así como también el presupuesto disponible para esta aventura. 

Encontrarás desde hoteles de gama alta con un precio de 200 EUR por noche a sencillos hostales o posadas, los cuales brindan cobijo nocturno por 30-40 EUR diarios. En dado de que decidas hacer un viaje a Lerma con el presupuesto ajustado, no tendrás problemas de conectividad porque en este ayuntamiento es posible conseguir diversos puntos gratuitos de WiFi para la población. 

Muchos de estos establecimientos tienen un toque muy especial, brindándole una absoluta calidez al visitante con cómodas instalaciones para desconectarte de tantas angustias cotidianas y descansar como te mereces. Además de otorgar mayor facilidad para los huéspedes, valiéndose de herramientas digitales como páginas webs o plataformas online para los que deseen realizar sus reservaciones con tiempo. 

¿Asustado porque no llevas efectivo encima? ¡Tranquilo! Hasta el local más pequeño cuenta con dispositivos de punto de venta, a través de los cuales puedes realizar pagos de lo que consumas. 

¿Cómo se puede llegar a Lerma? 

Dejar de conocer Lerma por temas de “lejanía” no es excusa, debido a que este pequeño rincón de Burgos está muy bien conectado con el resto de la península. Si estás en Madrid y deseas darte una escapada hacia Lerma con tu coche, deberás recorrer 210 kilómetros por la A-1 en donde tardarás solamente 2 horas con 5 minutos para llegar. 

También puedes tomar un autobús desde la Estación de Avenida de América, el cual te llevará a Lerma en 2 horas y 15 minutos por 16 EUR cada viaje, haciendo un total de 32 EUR en Ida y Vuelta. En cambio, si quieres llegar en avión debes estar en Barcelona porque el Aeropuerto del Prat es el único que tiene ruta hacia el Aeropuerto de Burgos. Una vez que llegues por vía aérea, tendrás que tomar un autobús hasta la estación central de autobuses y de allí coger otro hasta el pueblo. Para los que están en otras ciudades de España, tienen a su disposición líneas de autobuses que salen desde sus estaciones de transporte terrestre en trayecto directo hacia Lerma.